martes, 31 de enero de 2012

Cartomancia.

Cartomancia (el destino por las cartas).





La cartomancia es uno de los sistemas tradicionales de adivinación que se conoce desde que existen las ciencias ocultas. El termino cartomancia engloba todas las artes de "echar las cartas" e interpretar el futuro mediante la lectura de las mismas.
Existen distintos tipos de baraja según las tradiciones esotéricas de cada cultura. La cartomancia, tal y como su término indica es un nombre compuesto resultado de la raíz "carto" que deriva de Carta y "mancia", que significa adivinación.


Como tirar las cartas.


Independientemente del tipo de cartas o del número, existen métodos tradicionales fáciles de llevar a cabo, con el que se puede practicar con éxito el "tirar las cartas".
Los dos sistemas que analizaremos son una forma sencilla de experimentar con las cartas.




1° Método


1. La persona consultante debe barajar las cartas al mismo tiempo que se concentre en ellas y les transfiere su estado emotivo: Mientras las esta barajando está transmitiendo las vibraciones energéticas al soporte material (las cartas) impregnándolo con su magnetismo personal.


2. La persona consultante debe partir el mazo de cartas con la mano izquierda (la del corazón) haciendo dos montones que volverá a juntar con la misma mano izquierda, poniendo el mazo que este a su derecha encima del montón de la izquierda para entregárselo al vidente.


3. El sensitivo toma finalmente el mazo y extiende la totalidad de la baraja boca abajo frente a él.


4. Acto seguido el consultante debe formular la pregunta que desea y levantar una carta al azar.


5. El vidente gracias a sus facultades, interpretará en primer lugar, los estímulos que percibe de las cartas, y después el significado del dibujo de ésta.


6. Este acto debe repetirse tantas veces como preguntas sobre el futuro desee efectuar el consultante.


7. A veces será necesario que el vidente levante tres, cuatro o hasta cinco cartas para precisar con cierto detalle la respuesta.



2° Método



Existe la variante de echar solo 13 cartas escogidas al azar por el consultante. El vidente las extiende ante si en forma de abanico y colocadas boca arriba.


Acto seguido el consultante puede formular una pregunta sobre lo que desee saber o puede no hacerlo. Con pregunta o sin ella, el vidente efectuara la lectura analizando su significado esotérico en función de las sensaciones o estímulos que las cartas le provoquen y de la influencia de la persona consultante.
Se puede repetir la operación tantas veces como cosas desee saber o preguntar el consultante.








No hay comentarios:

Publicar un comentario